Ponga un lacito en su coche

¿Recordáis la oleada invasora agresiva de las pulseritas de silicona a raíz de la del ciclista Lance Armstrong? Sí, sí, las que acabaron sirviendo para cualquiera causa... Bueno, pues en Estados Unidos, como siempre, van más allá. Y es que hace unos años se pusieron de moda, entre otras causas, por la Guerra de Iraq, los lacitos magnéticos para el coche. Se trata de un imán en forma de lazo como los que se usan como pin en España para condenar el terrorismo de ETA o para el apoyo a la lucha contra el SIDA, pero en enorme y con lemas escritos en él. Como no podía ser de otra manera, muchos de estos lemas son de alto contenido patriótico, del estilo "apoya a las tropas", "orgulloso de ser americano (sic) (digo yo que será 'estadounidense', ¿no? ¿O es que los chilenos no son 'americanos'?)", o el mítico "Dios bendiga América (¿entera?)" de "Tito" Bush. También se extendió su uso a la lucha por causas variadas como el cáncer de mama o el autismo, y variopintas como la adopción de dálmatas. Como véis, el catálogo es la mar de extenso.

La verdad es que, a pesar de que la fiebre diría que ya pasó, se siguen viendo la tira adornando los coches por aquí. Y eso que no es precisamente una zona de alto contenido patriótico. No quiero pensar cómo debe ser en sitios como Texas... Eso sí, como en todo, el fenómeno ha dado lugar a alternativas un poco más guasonas, como la que he puesto en esta entrada y que, a mí personalmente, me mola más.

Como detalle final, diré que mi coche llevaba uno de esos cuando lo compré... claro que no duró mucho.

1 aportaciones:

Enaniya dijo...

wooo!!
yo qiero uno! :D:D