Aterrizando desde Los Ángeles...

...sin haber estado realmente en la ciudad que fue testigo ayer del éxito del nuevo ídolo epañó, destronando a Fernando Alonso. Sí que pasé por su aeropuerto, pero sólo para ser llevado en furgoneta a Lake Arrowhead, al centro de conferencias donde el mini-congreso al que asistí tuvo lugar. Si miráis este mapa, veréis dos cosas:

1) Lake Arrowhead está a 125 km de Los Ángeles.
2) Si observáis la orografía del terreno, comprobaréis que Lake Arrowhead está en medio del verde oscuro del mapa, es decir, en la montaña, a unos 1500 m de altura, concretamente.

Así pues, de vigilantes de la playa y sol, nada de nada. Sólo temperaturas un pelín más altas que por NYC y con nieve acompañándonos un par de días.

Eso sí, para que la entrada responda un poco a las expectativas, os dejo con esta foto:

(del perfil Flickr de wiseacre y compartida con una licencia Creative Commons)

y esta entrada en Diario del Viajero en la que se explica de qué va. No, no se trata de un cementerio real, sino del Arlington West Memorial. Todas las cruces representan a los soldados caídos en Iraq hasta hoy y pretende llamar la atención sobre los efectos de lo que en este país se ve como una gran lacra. Lo que lo hace aún más llamativo es que está en la mítica playa de Santa Mónica (¿os suena más ahora?), posiblemente, la playa más mediática de la City of Angels.

1 aportaciones:

mari dijo...

Que lastima y pensar que cada una de esas cruces pertenece a un ser humano, con unos padres, hermanos,esposas e hijos cuanto dolor.
Un beso nos vemos luego a dios guapo