Haciendo la selva rentable


Eso es lo que pretende hacer Canopy Capital con la selva de Guyana, en América del Sur, con su operación de compra de derechos sobre los beneficios de ecosistema que surgirían de mantener la selva en su estado. Es decir, que no adquieren el terreno para talar todo lo que se ponga por delante, sino que ponen dinero para su conservación a cambio de una parte del rendimiento económico que se pueda generar de ella.

Hylton Murray-Philipson, director de Canopy Capital, afirma que "a medida que los niveles de dióxido de carbono aumentan, las emisiones supondrán un costo cada vez mayor y la conservación adquirirá un valor real". Leches, esto va en la línea de adquirir bonos de carbono que luego se puedan vender en el mercado derivado propuesto en el protocolo de Kyoto, diréis algun@s. Pues no. Al menos, no exclusivamente. Según las mentes pensantes de Canopy, la conservación de la selva tiene más beneficios que la captura del CO2 (y el no uso de esa superficie para actividades que lo generan). Para ello se basan, por ejemplo, en estudios como éste de la Universidad de Duke en el que se demuestra una relación causa-efecto entre la deforestación tropical y la cantidad de lluvias en el continente americano (e incluso en el mundo). "Si yo fuera un granjero de Mato Grosso, en Brasil, o el alcalde de Atlanta, estaría muy preocupado por la deforestación del Amazonas", afirma Murray-Philipson.

¿Especulación? ¿Interés filántropico? ¿Motivos científicos sólidos? Todo cabe para explicar esta curiosa iniciativa.

[La foto que acompaña el texto sale de aquí]

2 aportaciones:

Astur-Leones dijo...

Claramente especulación. Ocurre, sin embargo, que la "especulación" no siempre es mala. Especular es apostar por los beneficios que pueda generar un bien que hoy resulta "neutro en el mercado". En este caso, y si se quiere conservar el valor ecológico de lo adquirido, no queda más remedio que conservarlo, por lo que me parece una medida acertada.
Ya sabes que soy de los que piensan que casi siempre es mejor la propiedad privada que la "comunal" :P

Jordi dijo...

Especulacion? Pero... arriesgada cuanto menos. Invertir en unos posibles beneficios de mantener la selva intacta es algo que no esta, ni mucho menos, claro que de rendimientos. No habia oido nunca de casos de inversion en algo tan inmaterial. Supongo que en eso se basa el capital riesgo de companyias como Canopy, aunque no puedo dejar de arquear una ceja por cierto toque de excentricidad y por la posibilidad de que esten usando esta medida como algun tipo de publicidad.

Me parece muy interesante que se abra la caja de los valores economicos de la ecologia. Aunque no puedo evitar cierto ligero escalofrio cuando pienso en que puede pasar si se pone de moda algo asi...

Gracias por la visita!