El mítico consumismo estadounidense, en decadencia

Hace cosa de un mes y medio, uno podía leer esto (traduzco entre corchetes):

Consumer Spending Stalls
[El Gasto del Consumidor se Estanca]

The Commerce Department reported that spending posted a 0.4 percent rise in January, better than economists had been expecting. However, all of that gain came from a surge in inflation during the month.

Taking away the effect of rising prices, spending showed no gain in January, the second straight month that real spending failed to advance.

Other than two negative months in August and September of 2005[...]inflation-adjusted consumer spending has not been so weak since November and December of 2001, when the country was struggling to emerge from the last recession.
[El Departamento de Comercio anunció que el gasto sufrió un incremento del 0.4% en enero, más de lo que los economistas habían esperado. Sin embargo, todo ese incremento se debió a la escalada de la inflación durante el mes.

Excluyendo el efecto de la subida de precios, el gasto no mostró ninguna ganancia en enero, el segundo mes consecutivo en que el gasto real no avanzó.

Aparte de dos meses negativos en agosto y septiembre de 2005 [...] el gasto del consumidor ajustado a la inflación no ha sido tan bajo desde noviembre y diciembre de 2001, cuando el país estaba intentando salir de la última recesión]

"The job market is weakening, house prices are plunging, stock prices are down and gasoline prices are headed higher," [...] "The weight on consumers is growing increasingly heavy and their spending reflects that."
["El mercado de trabajo se está debilitando, los precios en el mercado inmobiliario se están desplomando, los precios de las acciones son bajos y los precios de la gasolina están aumentando" [...] "El peso en los consumidores está creciendo de forma cada vez más pronunciada y esto se refleja en el gasto"]


[...] consumer spending accounts for two-thirds of total economic activity.

Economic growth slowed to a barely discernible 0.6 percent pace in the final three months of 2007 and a growing number of economists believe it could turn negative in the first and second quarters of this year.
[[...]el gasto del consumidor constituye dos tercios de la actividad económica total.

El crecimiento económico disminuyó a un casi imperceptible 0.6% en los últimos tres meses de 2007 y un número cada vez mayor de economistas cree que podría volverse negativo en el primer y segundo cuarto de este año]

[Nota del traductor: Imagináos si ese número se da en España, donde la gente se tira de los pelos por crecimientos positivos menores a lo esperado]


Dada la situación, ¿qué era lo que cabría esperar con el tiempo? Pues si la gente deja de comprar, es obvio. Esto:

Retailing Chains Caught in a Wave of Bankruptcies
[Las Cadenas de Venta al Detalle, Atrapadas en una Ola de Bancarrotas]

Since last fall, eight mostly midsize chains — as diverse as the furniture store Levitz and the electronics seller Sharper Image — have filed for bankruptcy protection as they staggered under mounting debt and declining sales.

But the troubles are quickly spreading to bigger national companies, like Linens 'n Things, the bedding and furniture retailer with 500 stores in 47 states. It may file for bankruptcy as early as this week[...]

Even retailers that can avoid bankruptcy are shutting down stores to preserve cash through what could be a long economic downturn. Over the next year, Foot Locker said it would close 140 stores, Ann Taylor will start to shutter 117, and the jeweler Zales will close 100.
[Desde otoño pasado, ocho cadenas de tamaño medio - tan diversas como las tiendas de muebles Levitz o Sharper Image, vendedores de aparatos electrónicos - se han declarado en bancarrota mientras se tambaleaban a causa de una deuda en aumento y unas ventas en descenso.

Pero los problemas se están propagando rápido a compañías más grandes a nivel nacional, como Linens 'n Things, con más de 500 tiendas de muebles y productos de cama en 47 estados. Podría declararse en bancarrota esta misma semana[...]

Incluso minoristas que pueden evitar la bancarrota están cerrando tiendas para ahorrar líquido durante lo que podría ser un largo descrecimiento económico. A lo largo del próximo año, Foot Locker anunció que cerraría 140 tiendas, Ann Taylor empezará a clausurar 117, y la cadena de joyería Zales cerrará 100.]


Fortunoff, a jewelry and home furnishing chain in the Northeast, relied on $90 million in loans to help operate its 23 stores[...]

But by early 2008 [...] the chain's profits dropped, meaning its collateral was losing value and the amount it could borrow fell.

In better economic times, the banks might have granted Fortunoff a reprieve. But with a recession looming, they refused, forcing it to file for bankruptcy in February.
[Fortunoff, una cadena dedicada a la venta de joyas y muebles de hogar del noreste, se apoyaba en préstamos por valor de 90 millones de dólares para operar sus 23 tiendas[...]

Pero a principios de 2008 [...] los beneficios de la cadena decayeron, llevando a una pérdida del valor de sus avales y la cantidad de dinero que podía tomar prestada cayó.

En tiempos económicos mejores, los bancos podrían haber concedido una moratoria a Fortunoff. Pero con una recesión a la vuelta de la esquina, se negaron, forzándola a declararse en bancarrota en febrero.]


¿La causa, según el artículo? La esperada:

[...]spending on food and gasoline is crowding out other purchases, leaving people with less to spend on furniture, clothing and electronics.
[[...]el gasto en comida y gasolina está superando otras compras, dejando a la gente con menos que gastar en muebles, ropa y electrónica.]


Sales at stores open at least a year fell 0.5 percent, the worst performance in 13 years[...]
[Las ventas en tiendas abiertas por lo menos un año cayeron un 0.5%, el peor resultado en 13 años[...]]


Ya lo véis. Se acabó el criticar a los estadounidenses por consumistas. El virus se ha transmitido y ahora los consumistas son los europeos (en inglés y en castellano).

1 aportaciones:

enaniya dijo...

y más consumistas se vuelven los europeos cuando van a América con el euro tan fuerte!