Y bastante tiempo después, los demócratas ganaron


Como seguro que habéis visto en las noticias estos días, el martes fue "Election Day" (no me invento el nombre; el día de las elecciones es siempre el mismo: el martes que caiga entre el 2 y el 8 de noviembre) en estas tierras. Se votaba la composición de la Cámara de Representantes y el Senado, éste último, en contra de lo que pasa en España, con mucho poder decisorio. Juntos forman el Congreso. Para que veáis el poder que tiene controlar este órgano, os diré que el Congreso sanciona y promulga la ley federal. El Poder Ejecutivo (=presidente y colaboradores) sólo administra y hace cumplir la ley, aunque el Presidente tiene derecho a veto. Podéis leer una descripción más detallada de los órganos de gobierno estadounidenses aquí.

Aquí, estas elecciones se vivían como un examen parcial para el gobierno republicano de Bush, ya que esta votación siempre tiene lugar a los 2 años de las elecciones presidenciales. De hecho, aquí le llaman "midterm", que es el nombre que reciben los exámenes parciales en la universidad. Pues bueno, después de varios varapalos seguidos (el Congreso era republicano desde 1994) para los demócratas ("archienemigos" de los republicanos):

Los demócratas recuperan el control de la Cámara de representantes de EEUU

Los demócratas logran también el control del Senado estadounidense

Todo un triunfo... y un tortazo en toda la cara al ejecutivo de Bush. De hecho, esta derrota ya ha tenido una víctima ilustre, en la forma de la dimisión del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, uno de los hombres fuertes del ejecutivo (de ahí la importancia del gesto). ¿Qué pasará ahora con los movimientos de Bush sobre temas controvertidos como Iraq, la inmigración o la investigación con células madre?

Como ya sabéis que la política no es lo mío, si estáis interesados en leer mas sobre los tejemanejes de estas elecciones, os recomiendo que visitéis a los chicos de La Moqueta Verde, o a Juan Varela, de Periodistas21.

2 aportaciones:

Laia dijo...

oye, pues no esta mal para no ser politologo, eh?
gracias por recomendarnos, en todo caso;)

Jordi dijo...

Cap problema, Laia! He de reconeixer que m'agraden molt les analisis que heu fet de les darreres eleccions, aixi que enhorabona per elles!