Una temporada histórica

El Club Bàsquet Mollet está considerado como un histórico de baloncesto catalán. Se ganó esa etiqueta por su participación en los años 80 en la entonces máxima competición a nivel nacional, la Liga Española de Baloncesto, y por haber tenido en sus filas a históricos de este deporte en España como Mike Philips o Manel Comas. Sin embargo, esos tiempos están ya muy lejos y las cosas no son tan fáciles para los clubes pequeños hoy en día. Estar en la élite requiere de unos esfuerzos económicos que no se pueden alcanzar sin la fuerza de un patrocinador o un generoso donador, y el Mollet no tiene, hoy por hoy, ese ángel de la guarda.

Al finalizar su andanza por las máximas alturas, el CB Mollet se estabilizó en otras competiciones de nivel durante finales de los 80. Llegó incluso a participar en la recién creada liga EBA, por entonces la segunda categoría nacional. Desgraciadamente, llegaron los años más oscuros, incluida la venta de la plaza en la competición por problemas económicos muy graves. Después de unos años de subidas y bajas por las categorías intermedias-altas a nivel catalán, el CB Mollet acaba de culminar un ascenso meteórico desde la Segunda Catalana en la temporada 2003-2004, pasando por la Primera Catalana en la 2004-2005 (con un ascensus interruptus de mala manera que no vamos a recordar aquí) y 2005-2006, hasta la Copa Catalunya, la máxima competición a nivel catalán, en la 2006-2007 y 2007-2008, que acaba de terminar. No contentos con estabilizarse en la categoría, han conseguido hacer la machada completa: volver, después de más de 10 años, a una categoría que conserva el nombre, aunque ya no sea la segunda en importancia, la Liga EBA. Y lo han hecho a lo grande: proclamándose campeones de la Copa Catalunya en la Final a Cuatro disputada este pasado fin de semana en La Seu d'Urgell, derrotando al anfitrión (y gran favorito) en una final de ensueño.

Porque es una pausa momentánea en un corto camino de grandes éxitos, he querido hacer un homenaje aquí a lo que acaban de conseguir. La Liga EBA es ahora la quinta competición a nivel nacional, pero esto implica estar en la élite del baloncesto español otra vez, ya que se trata de una competición en la que se compite fuera de Catalunya y es la última división que no es enteramente profesional. Llegar a algo así es muy difícil, y que lo haya conseguido el CB Mollet me llena de orgullo por un motivo particular. Tengo el privilegio de contar entre mis mejores amigos a uno de los artífices de este acontecimiento histórico: Àlex Coma (Alei, para los amigos), el primer entrenador del equipo, que ha estado ahí desde que lo cogió en Segunda Catalana. No tengo ninguna duda de que gran parte de culpa de que el Mollet esté hoy donde está es suya (y de esa gran mujer que siempre está detrás de todo gran hombre, Gemma). Ya consiguió un hito llevando a un modestísimo club de colegio como el Sant Gervasi de Tercera a Primera Catalana en 3 temporadas, aunque luego se acabara descendiendo ese año de vuelta a Segunda. Personalmente, no me sorprende nada lo que han conseguido. Es capaz de esto y más.

Así pues, aquí queda mi homenaje desde la distancia a un equipo que ha conseguido devolver un poco de la pasión por el ba-lon-ces-to a Mollet, mi ciudad de nacimiento y crecimiento, mi casita.

¡MI ENHORABUENA A LOS PREMIADOS!

1 aportaciones:

enaniya dijo...

enhorabona Àlex i tot l'equip!!!!




que se note Molléh, que se note jajajajaj