España en estado puro

No os perdáis este hilarante texto de Arturo Pérez Reverte sobre su experiencia a bordo de un taxi en Madrid. España en estado puro.

Patente de corso: El taxi maldito

Quince frenazos, ocho golpes de volante y veintisiete zarandeos más tarde, con el bakalao haciendo pumba, pumba, un tímpano descolgado y el otro flojo, y mientras la discusión entre la rubia y su prójimo sube de tono –ahora mencionan a un tal Paco y a la madre de ella, que por lo visto se llama Encarni y vive en Leganés– una maniobra absolutamente infame de mi taxista favorito hace que el conductor de una furgoneta increpe áspero a mi primo el bielas.


Por suerte, no todos los taxistas son de este palo. Eso sí, cuánto personal de este tipo, con tantas pocas ganas de hacer las cosas con un poco de consideración y atención, habrá suelto ya por el país... y no me refiero a los que ejercen cierta profesión en concreto, sino en general.

3 aportaciones:

Patri dijo...

holaaaaa.cuanto tiempo sin pasar por aqui...pero....
jejej...y luego me preguntan a mi que por qué no me gustan los taxis...entre esta 'lindeza' que nos has puesto aqui...y tras ver el viernes CQC...donde mostraban como los taxistas engañana al personal, primero a un 'chino' y luego a un 'invidente'....yo seguiré tirando de buho...jajajja...
bueno que todo siga 'bonito'
un beso
PD: enaniya aunq con muxooo retraso felicidades...y con no espero que tanto suerte que seguro q andas en examenes..:S

enaniya dijo...

vaya, se me han adelantado con el comentario!
también iba a explicar lo que dijeron en CQC pero veo que a reaparecido mi compinche de esta sección :P

pues eso, el viernes pasado en una sección ya fija donde muestran los fraudes que recibimos diariamente se centraron en este tema, más concretamente a lo engañosos que son los taxistas de Madrid con sus precios.
Para un trayecto con mismo origen y destino se cobró: 7 euros al reportero, 15 al 'chino', y 20 y algo (no recuerdo exactamente) al 'ciego'. Lo más indignante es como el taxista va engañando al hombre diciendo que hay mucho tráfico y obras en todos sitios. Incluso una vez dice:"ahora giramos aquí y ya llegamos", y no gira!!! Luego reapareció el reportero y bronca final con el taxista en cuestión.

Aquí queda mi aortación.

besooootes!!

pd: gracias por la felicitación, y sí, ahi estoy con los examenes pero el martes ya acabo :D.
Por fin vuelves!! el 'cosas que decir' team se había quedado cojo

Jordi dijo...

Hombre, Patri. ¡Bienvenida por estos lares otra vez! Ya somos tres otra vez en la comunidad, jejejeje.

Lo de los taxistas aprovechándose de los turistas o de los ciegos (¡lamentable!) seguro que se podría extrapolar a otros sectores. Me gustaría saber los goles que les cuelan a los turistas en según que restaurantes cerquita de la playa...